Psicología

Expatriarse en Barcelona: motivaciones y dificultades

(ENGLISH AND FRENCH BELOW)

Las razones que pueden llevar a instalarse en Barcelona para un extranjero pueden ser muy diversas: una oportunidad profesional, la vida de pareja, pero la expatriación también puede responder a necesitar un cambio de aires o un distanciamiento de ciertos conflictos (familiares, de pareja, de insatisfacción con el propio proyecto vital, etc).

Barcelona es una ciudad atractiva. Barcelona es sobre todo una ciudad cosmopolita y cultural.   El sol, el mar, las tapas y la convivialidad de la ciudad hacen de Barcelona un lugar en el que uno se puede imaginar feliz.

Pero primero hay que adaptarse. Esto, según los casos, puede significar aprender uno o dos idiomas, construir una red de amigos y conocidos, encontrar un trabajo…Muchas cosas. El reto es grande.

Nuevas experiencias que afrontar, que despiertan ilusiones y temores. Expatriarse es un desafío que nos invita a sobrepasar nuestros miedos y transformar las dificultades en oportunidades.

Durante un primer momento, es habitual vivir un tiempo de turbulencias. Pero poco a poco las cosas se van asentando. Cada uno necesitará su propio tiempo, según su personalidad, sus expectativas, sus temores… pero también según las razones que subyacen a la expatriación. En efecto, las personas que deciden mudarse para tomar distancia de ciertos conflictos necesitan a menudo comprender y analizar dichos conflictos para salir adelante con su nuevo proyecto de vida.

Es necesario darse ese tiempo. Si esto es cierto para todo el mundo, es todavía más importante en el caso de los niños y de las parejas. En CANVIS estamos encantados de acompañaros en esta nueva etapa.

Jasmine Gregori.

S’expatrier à Barcelone. Motivations et difficultés. 

Les raisons pour l’expatriation peuvent être très diverses : opportunité professionnelle, vie de couple, mais l’expatriation peut aussi répondre à un besoin de changement, « un cambio de aires » comme disent les espagnols, et de s’éloigner de certains conflits (familiaux, de couple, d’insatisfaction avec son projet de vie).

Barcelone est une ville attractive. Le soleil, la mer, les tapas, la convivialité. Barcelone est surtout une ville cosmopolite et culturelle. Barcelone semble un scénario parfait pour s’épanouir.

Mais encore faut-il s’adapter. Cela, selon les cas, peut signifier apprendre une ou deux langues, se faire un réseau d’amis, trouver un boulot sympathique… Le défi est grand.

Beaucoup de nouvelles expériences à affronter, où vont se mêler illusions et craintes. L’expatriation est un vrai challenge qui nous oblige à surmonter nos peurs et transformer les difficultés en opportunités.

 Il est habituel de vivre un premier temps de crise, de chamboulement. Mais comme dit le proverbe, petit à petit l’oiseau fait son nid. Cela demande du temps. Chacun aura besoin d’un temps qui lui est propre, en fonction de sa personnalité, de ses expectatives, de ses craintes… mais aussi des raisons qui l’ont poussé à l’expatriation. En effet, les personnes qui s’expatrient pour prendre de la distance avec certains conflits ont souvent besoin de comprendre et faire le point sur ces conflits pour aller de l’avant dans leur nouveau projet de vie.

Il est nécessaire de se donner du temps pour prendre ses marques. Si cela est vrai pour tout le monde, c’est dotant plus important chez les enfants et les conjoints. À CANVIS nous sommes à votre écoute pour vous accompagner dans cette nouvelle étape.

Jasmine Gregori.

Expatriating to Barcelona; reasons and difficulties

Reasons for expatriating can be very diverse such as a professional opportunity or life with a partner, but moving to a new country can also respond to a need for change. As the Spanish say,  “un cambio de aires” ( a change of scenery).

Barcelona is an attractive city with sun, sea, tapas and conviviality. Barcelona is above all a cosmopolitan and culturally rich city. Barcelona seems to be the perfect place in which to be happy.

However, adaptation comes first. This can be different in each case. It could mean learning one or two more languages, making new friends, building up social networks and finding a nice job; it is a big challenge.

One will have to face many new experiences. Excitement, hopes and fears will also come into play. Expatriation is a big challenge that forces us to overcome our fears and transform difficulties into opportunities.

At first, it is normal to experience some turmoil. However, little by little, things will settle down. Each one of us will need time. The time will depend on hopes, fears, personality and also on the underlying reasons for expatriating. In fact, the people who undertake expatriation as a way to distance themselves from conflicts, often need to understand and analyze these struggles in order to carry on with their new life goals.

It is necessary to devote time to oneself. This is true for everyone and it is especially important in the case of children and couples. At Canvis, we are pleased to accompany you through this new period in your life.

Cuando vivir pasa a cambiar su sentido

A lo largo de nuestras vidas pasamos por varios momentos en los que nos planteamos dudas existenciales y de futuro. En ellas, aparecen las famosas preguntas de: “¿Quién soy?”, “¿qué quiero?”, “¿por qué?”… que acostumbran a aparecer en periodos de cambios importantes, más o menos comunes para todos: dejar la escuela, empezar a trabajar, cambiar de casa… Desgraciadamente, hay otros momentos en los que estas dudas pueden aparecer, sin que estemos preparados o nadie nos avise “con antelación”: son los momentos en que sufrimos una “crisis” o un episodio traumático.

Imaginemos una persona que, después de un día rutinario vuelve a casa y, de camino, sufre un accidente y pierde una pierna. O una persona a la que, de golpe, lo echan del trabajo y no puede seguir pagando el alquiler. Son sucesos que ocurren instantáneamente y por los que no estamos preparados. Ante éstos, la reacción más común es sentirse desorientado y con una sensación de irrealidad, como si no pudiese estar ocurriendo y todo fuera falso. La sensación de pérdida es muy dura y desalentadora, y emerge fácilmente al poco tiempo. Por ello, muchas veces necesitamos de alguien de fuera para que nos eche una mano y, sobretodo, nos pueda ayudar a responder esas famosas preguntas existenciales de “quién soy ahora”, “qué quiero ahora” y otras parecidas.

En Canvis llevamos mucho tiempo ayudando a las personas a reducir su sufrimiento y a acercarlas a la salud y bienestar emocionales, y queremos seguir haciéndolo. Somos conscientes de que muchas veces las situaciones como la de desempleo o graves problemáticas físicas impiden que aquéllos que más están sufriendo por su situación puedan encontrar recurso psicológico. Por eso mismo ofrecemos tratamientos subvencionados, para que aquéllos que más lo necesiten puedan acceder a estos recursos sin que el componente económico se transforme en una limitación para su bienestar emocional.

Si estáis en una situación parecida, conocéis a alguien que lo esté o queréis más información, no dudéis en contactarnos

Ser un 7% más feliz

Hace un tiempo escuché a un hombre comentar que había encontrado un modo de ser un 7% más feliz. Al principio me planteé que no era un número muy interesante como para querer anunciarlo o compartirlo, pero la curiosidad pudo conmigo y quise saber qué podía hacer incrementar a una persona un 7% su felicidad. Su comentario era claro y directo: meditación. Comentaba que hacía meditación cada mañana para afrontar el día que le esperaba. La verdad es que este proceso ha recibido muchos nombres y cada uno le añade su variante particular (algunos lo llaman meditación, otros mindfullness, otros relajación, otros organización mental…) pero a mi modo de verlo, su poder no radica en el nombre que se le pone, o en los matices que cada persona le pueda añadir, sino a un elemento esencial: la anticipación u organización.

La idea es muy simple: dedicar unos minutos cada día, por la mañana, a imaginar todo el día que nos espera, anticipándonos a los posibles problemas que puedan ocurrir y organizándonos nuestro tiempo para poder hacer aquello que deseamos.

Muchas veces, al terminar el día, podemos sentirnos decepcionados o preocupados por no haber podido hacer todo lo que queríamos, o por no habernos dado un tiempo para nootros, para nuestros intereses y placeres. El hecho de poder organizarse el día cada mañana nos permite poder imaginar todo lo que queremos hacer, dedicarle un tiempo, y valorar si realmente podemos y queremos hacer todo lo que nos estamos diciendo que haremos.

Desde que lo escuché que lo he empezado a hacer. No sabría decir si el porcentaje de aumento de felicidad es un 7%, pero puedo garantizar que ha aumentado.

Os propongo a todos los que estéis leyendo esta entrada del blog que probéis de hacerlo a lo largo de una semana: 10 minutos al despertar por la mañana a imaginar el día que nos espera, organizándonos el tiempo y anticipándonos a los posibles problemas. Estaremos encantados de que nos comentéis cómo ha siduo vuestra experiencia una vez lo hayáis probado.

Aleix Comas

Te quiero… libre

Si nos preguntamos qué significa amar, a muchos de nosotros nos puede venir a la cabeza, casi de modo inconsciente, la multitud de ejemplos de parejas que conocemos que dicen que se quieren, puedan venir éstas de conocidos nuestros o de películas u otros medios literarios. Aunque si analizamos los personajes de estos medios literarios, podemos llevarnos una sorpresa con su modo de amar.

Empezando por películas Disney y pasando por cuentos tradicionales, vemos un patrón bastante estable entre todos los personajes: acostumbran a ser príncipes que se enamoran de chicas. En estas relaciones, siempre acaban apareciendo grandes dificultades para que nuestros personajes puedan estar juntos: vemos o escuchamos las grandes hazañas que el príncipe debe pasar para conseguir a la chica y cómo, una vez superados dichos obstáculos, ambos son felices y comen perdices. Analizando este patrón de funcionamiento, podemos observar que la actitud del personaje masculino acostumbra a ser más activa y dominante, mientras que la del personaje femenino acostumbra a ser más pasiva. Y esto es lo que, aún ahora, podemos ver en algunas relaciones en nuestro día a día:

Como mezcla entre la cultura con la que nos hemos nutrido, junto a la información proveniente mayoritariamente de las películas americanas, hemos generado unos esquemas más o menos globales sobre cómo deben funcionar las relaciones y qué roles asumen las personas cuando se “quieren”. Así, actos de protección y de celos pueden ser percibidos como muestras de amor, y actos de caballerosidad (obviamente no todos) pueden ocultar, sin quererlo, una muestra de dominancia y poder del hombre sobre la mujer. Nos hemos acostumbrado a todo esto, y casi podríamos decir que lo vemos como “normal”. Actos controladores, de celos, de rabia, se pueden llegar a entender accidentalmente como muestras de amor. Y, si respondemos a ellos sin reafirmarnos ni mostrar nuestros límites en la relación, permitiendo este control sobre nosotros, nos encontraremos inmersos en lo que llamamos una relación tóxica.

Muchas veces, cuando nos damos cuenta de ello, nos resulta muy difícil saber cómo salir, cómo pararlo… es como un círculo vicioso que aumenta cada día y que nos priva de ser quien realmente queremos ser y de hacer lo que sentimos que queremos hacer.

Para ello, en Canvis estamos realizando unos talleres de relaciones tóxicas, con la intención de poder ayudar a prevenir este tipo de relaciones y ayudar a salir a las personas que se encuentren dentro. Si queréis solicitar información, podéis llamarnos al 93 487 46 66

¿Qué creéis que puede prevenir y ayudar a las personas a salir de las relaciones tóxicas? Aparte de la pareja, ¿se os ocurren otro tipo de relaciones que pudiesen convertirse en tóxicas?

Volando voy

Dicen que una de las experiencias más enriquecedoras para una persona es el hecho de viajar e ir a vivir en otro país durante un tiempo (o permanentemente): muchos lo plantean como una opción, mientras que otros lo analizan desde el punto de vista de necesidad (sea de encontrar trabajo o de cualquier otra). Pero la verdad es que no todo son alegrías:

El hecho de irse conlleva la realización de un duelo: decir adiós a tus zonas de confort, a tus conocidos y, sobretodo, a tus hábitos, para empezar (casi) de cero. Aunque es muy interesante, no es tarea fácil. Por ello, muchas veces necesitamos un punto de apoyo, un sitio donde poder volver a generar la confianza que teníamos. Esto sería relativamente sencillo si no fuese por un último obstáculo (y a la vez reto) que aparece cuando nos vamos a otro país: el cambio de idioma. Es tarea dura el aprendizaje de otro idioma, y aún lo es más cuando necesitas un apoyo.

Por este motivo, en Canvis hemos buscado profesionales de la psicoterapia que hagan sesiones en distintos idiomas (inglés, francés, italiano y alemán), con la intención de que cualquier persona de estas lenguas tenga un sitio donde apoyarse si desea realizar un proceso terapéutico fuera de su país. Con ello, esperamos que la estancia y el proceso de duelo de aquellos que han venido a vivir aquí sea lo más llevadera y gratificante posible.

¿Dónde queda la humanidad?

Hoy es el cuarto día de los disturbios ocurridos en el barrio de Gràcia, en Barcelona, y parece que cada vez va a más: igual que en Can Vies hace un tiempo, un grupo de jóvenes muestra su desacuerdo con las decisiones políticas establecidas y con la forma de llevarlas a cabo, usando la violencia (en ambos bandos).

Más allá de la “razón” o “equivocación” que tenga uno u otro bando, en estos momentos, delante de esta situación tan intensa a nivel emocional, parece que ambos olvidan su condición de humanos, y entran en una lucha física unos contra otros, con todas las repercusiones que esto conlleva (y que vamos escuchando por diferentes fuentes).

Parece que, para defender unos fines humanos, ambos lados deciden olvidar la humanidad que tienen para lograr tal fin. No importa que quien esté delante sea una persona; pasa a ser el “enemigo”, contra quien “debo luchar” como sea necesario (lanzando botellas de cristal o pelotas de goma). Luego aparecen los argumentos con los que intentan sustentar sus posturas: “es mi trabajo, cumplo órdenes” por parte de unos, y “es el único modo de que nos hagan caso” por parte de otros. Mi pregunta es, ¿realmente se lo creen o necesitan creérselo?

¿Justifica el fin los medios que utilizan ambos bandos?

Aleix

“El niño adoptado en la escuela” por Jasmine Gregori

  • Trabajar el tema de los orígenes en clase.

Hoy en día, cada vez más parejas acuden a la adopción para crear una familia.

A veces los profesores tienen dudas sobre cómo tratar el tema de los orígenes de los niños. Es importante no negar las diferencias: si un niño tiene la piel negra, tiene la piel negra, si tiene los ojos achinados, los tiene achinados. No vamos a decir otra cosa cuando es evidente que es así. En cambio, es bueno poder explicar las diferencias físicas que existen entre las personas, pero también de las diferencias étnicas que existen alrededor del mundo. Es muy interesante poder hablar de las funciones de los padres. ¿Qué hace que una persona sea madre o padre? ¿Es el embarazo y el parto lo que hace que alguien se convierta en padre o en madre? ¿O más bien, la capacidad de una pareja para cuidar y proteger a su hijo?

Para trabajar estos temas, contamos con numerosos cuentos infantiles que hablan del tema y sirven de material para abordar el tema. Aquí os facilito algunos cuentos que me parecen especialmente adecuados, pero existen muchos más…

  • Las dificultades escolares.

Los padres de niños adoptados se preocupan sobre los progresos de sus hijos en los aprendizajes. Esperan que sus hijos tengan el mismo nivel que los otros niños de su clase y que no se retrasen en la adquisición de los conocimientos. Esta es una inquietud natural y comprensible, que no es para nada exclusiva de los padres de niños adoptados.

Para una gran mayoría de niños adoptados, todo va bastante bien en el colegio. Pero es cierto que en los niños adoptados, existe una mayor probabilidad de tener dificultades de aprendizaje y de concentración.

Si las dificultades aparecen a nivel de escolar, debemos tener en mente:

–          El peso del sentimiento de abandono, que está al origen de la historia de estos niños.

–          Del sufrimiento y vulnerabilidad de una carencia afectiva en ciertos momentos de su vida.

Existe un lazo muy estrecho entre las carencias afectivas en la pequeña infancia, la capacidad de apego y el deseo de aprender. Un apego sólido es fundamental para poder avanzar en el conocimiento y los aprendizajes. No podemos separar cerebro y sentimientos, mente y corazón. Un niño que no se siente seguro en sus lazos afectivos tiene dificultades en dedicarse y enfrascarse en las tareas de la vida cotidiana (escolares, de casa, autonomía, etc.). Es así como algunos niños adoptivos pueden en ciertos casos resistirse u oponerse a los aprendizajes a pesar de tener capacidades.

Por otro lado, los niños pueden expresar su malestar a través de comportamiento de lentitud, de pasividad, de falta de concentración, tendencia a la ensoñación… Ante estos signos, los maestros y los padres pueden a veces tener dudas sobre las dificultades de atención y concentración y formular sospechas de un TDAH. Pero hay que ser vigilantes y no confundir capacidades intelectuales con funcionamiento psíquico con un buen diagnóstico.

El consejo de base es dar tiempo al niño y respetar su edad afectiva, que a veces puede estar en gran desajuste con su edad biológica o con su desarrollo cognitivo. Un niño que no rinde en lo escolar no quiere decir que sea ininteligente. Hay que buscar más allá de las notas y de la conducta inapropiada a nivel escolar. Una ayuda profesional puede ser útil en estos casos para ayudar a comprender lo que le ocurre a ese niño.

  • ¡Al tanto con nuestra actitud como padres!!

Todos los padres vivimos con inquietud el hecho de que nuestro hijo tenga dificultades en su escolaridad. Pero debemos ser vigilantes en nuestra función como padres, que sería, entre otras cosas, dar ánimos y esperanzas a los pequeños de la casa. Los niños perciben nuestras expectativas y pueden notar nuestra preocupación o decepción, y pueden terminar sintiéndose como hijos poco gratificantes para sus padres. Esto evidentemente no ayuda a tener una buena autoestima.

Este proceso puede conducir a una situación de insatisfacción mutua y una espiral negativa que se traducen por sentimientos de impotencia, de fracaso personal y de decepción tanto en los niños como en los padres. Hay que intentar conservar una imagen positiva del hijo. Es importante en este sentido ayudarle a que tenga éxito en algún área sea la que sea (música, deporte, hobbies, cocina, etc. ). El niño necesita estar satisfecho de sus realizaciones y que sus padres estén orgullosos de él.

 

  • ¿Cómo podemos ayudarlo?

Primero hay que diferenciar las dificultades psíquicas de las cognitivas. Si el área emocional está afectada, se puede proponer un tratamiento psicológico al niño orientado a una mayor comprensión y aceptación de su historia personal, desarrollando sus capacidades psico-emocionales, así como unas visitas con los padres para ayudarles en el trato con el niño.

Una estrecha colaboración entre padres, maestros, pediatras, logopedas es necesaria. Esto nos permite ser coherentes y reunir todos nuestros esfuerzos en la misma dirección.

     Jasmine Gregori Le Du. Psicóloga col. nº 13.834. Tel : 651 498 576. Email : jasminegregori@gmail.com

Dormir para rendir

Ya es una expresión típica en nuestra sociedad la de “me muero de sueño”. Cuando alguien la dice, rápidamente todos entendemos a qué se refiere. Y es que todos hemos experimentado alguna vez qué es esto de ser privados de sueño (ya sea por voluntad propia o por llantos de bebés, obras, vecinos ruidosos…). Aunque estemos acostumbrados a escuchar esta frase o decirla nosotros mismos, merece la pena que nos paremos a analizarla y a entender por qué es tan importante esto del sueño:

“Me muero de sueño”: no “me agoto de sueño” (que es en verdad lo que sentimos) o “sufro de sueño”. Hemos llegado a elegir una palabra tan dura como “muero”. Y nada más lejos de la realidad: el sueño es una función tan importante para nuestro organismo que, si lo retiramos, podemos incluso llegar a la muerte (aunque esto sean casos extremos). Convivimos durante muchísimas horas con esta función (supone más o menos pasar un tercio de nuestra vida con los ojos cerrados), así que realmente su función va a determinar mucho sobre nosotros y nuestros estados.

Muchas veces, cuando nos privamos voluntariamente de sueño (sea porque queremos estudiar, sea porque queremos “aprovechar” más el tiempo), creemos que el tiempo sin dormir es tiempo que podemos estar aprovechando, pero nada más lejos de la realidad: en el momento en que retiramos horas de sueño, no solamente tenemos más sueño al día siguiente, sino que le estamos diciendo al cerebro algo parecido a: “ahora que te habías acostumbrado a tener una rutina, te la voy a cambiar toda; suerte volviéndote a adaptar”. Entonces el cerebro tiene que volver a organizarse, lo que conlleva bastantes cambios en nuestro cuerpo, incluyéndose repercusiones psicológicas.

En resumen, con una función corporal tan importante como la del sueño (de la que llegamos a hacer expresiones de muerte si nos quedamos sin ella) debemos prestarla la atención que se merece, buscando una higiene de sueño que nos permita sacar el máximo rendimiento a nuestro cuerpo y gozar de la máxima salud, tanto física como psicológica.

¿Tenéis ideas o trucos para mejorar vuestro sueño? Estaremos encantados de conocerlas

Aleix Comas

Medias naranjas, medias verdades

Cuando preguntamos a la gente qué es el amor, muchos de ellos dicen que es un sentimiento difícil de definir con palabras, pero que viene a ser “encontrar tu media naranja”. Aunque pueda haber mucha buena fe en ello, esto no implica que esta sencilla frase tenga mucha implicación que nos puede dañar sin darnos cuenta:

Si analizamos la frase con detalle, nos daremos cuenta de la gran implicación que tiene.  “Media naranja”: esto implica que nosotros somos otra media, que nosotros somos medio, que no estamos completos. En otras palabras, esto implica que nosotros, por nosotros mismos, solamente podemos aspirar a ser la mitad de lo que podemos necesitar para sentirnos enteros, autosuficientes. Aunque pueda parecer exagerado, me gustaría remarcar el impacto que realmente esto tiene en nuestro día a día. Para poner solamente algunos ejemplos: los finales de las películas americanas siempre terminan con el actor (o actriz) principal formando una pareja feliz y sintiéndose entonces realizado (y qué decir de las comedias románticas); los anuncios de casas o material del hogar están representados por una pareja (con o sin hijos); la pregunta que nos hacen familiares y amigos a los que hace tiempo que no vemos acostumbra a ser “¿tienes pareja?” mostrando alegría cuando la respuesta es afirmativa y mostrando tristeza/preocupación cuando ésta es negativa. Este concepto de la “media naranja” nos hace normalizar la necesidad de buscar y encontrar pareja como modo de sentirnos llenos como personas. Sobra decir las implicaciones negativas que esto tiene cuando no la encontramos y tenemos este concepto en mente: sentimiento de inferioridad, baja autoestima, percepción de no ser suficientemente válido, no sentirse lleno…  Cuando en el fondo las personas valemos por quienes somos, no por si tenemos o no una pareja al lado: parejas, amigos y familiares son como las guarniciones de los pasteles, pero la base, la esencia de uno, es uno mismo.

Por todo esto, la educación aún tiene mucho camino por recorrer, y uno de los pasos debería ser enseñar a las personas a valerse por ellos mismos y a llenarse ellos mismos, sin necesidad de tener a alguien al lado como condición sine qua non para llenarte.

Para contribuir a esto, desde Canvis ayudamos a las personas en su proceso de sentirse válidos por ellos mismos.

Y vosotros, ¿conocéis a alguien que necesite a esta “media naranja”?

Aleix Comas

El “Bore out” o agotamiento mental y emocional por aburrimiento en el trabajo

Conocemos las consecuencias nefastas del Burn out : agotamiento psico-físico vinculado al “surmenage”, un exceso de trabajo. Ahora, desde unos años encontramos la cara opuesta, el Bore Out : agotamiento psico-físico por falta de actividad o satisfacciones personales en el trabajo. Este fenómeno dice mucho de un contexto actual en donde el individuo, la persona no cuenta mucho en los criterios de la máquina capitalista.

El trabajo se encuentra en el centro de la vida. En la sociedad occidental, el valor “trabajo” tiene una importancia muy grande en el equilibrio de cada persona.

El agotamiento profesional por aburrimiento con ausencia de construcción / creación en la actividad laboral, ausencia de motivación que permita utilizar la propia energía, sentirse útil, con valor y satisfacción puede derivar en un desastre psicológico:

– Fatiga

– Dolores

– Insomnio

Delante este fenómeno actual y tabú, en el centro de psicología Canvis de Barcelona podemos ayudar a las personas que se identificarán con esta situación a encontrar comprensión y herramientas útiles para seguir con sentido, valor y satisfacción la ruta de sus necesidades profesionales y personales.

Edwige Charrier