Tratamientos psicológicos subvencionados para desempleados

El desempleo ha dejado de ser un fenómeno abstracto para convertirse en una realidad individual, familiar y generalizada que afecta a multitud de profesiones y sectores empresariales.

La pérdida involuntaria de un puesto de trabajo o la no consecución de un puesto laboral es una experiencia que se vive e interpreta de formas muy diferentes según las circunstancias individuales así como, los recursos emocionales con los que cuente la persona en paro, su familia y entorno social.

Numerosos estudios evidencian y vinculan el desempleo a un claro aumento de los trastornos mentales individuales, de las altas tasas de malestar social, así como a las consecuencias negativas en el marco familiar (pareja e hijos) y relacional.

Los psicólogos de Canvis no somos ajenos a la realidad económica, familiar y social actual que sufren las personas en situación de desempleo. Sabemos lo difícil que resulta actualmente incorporarse al mercado laboral y que, muchos adultos y sus familias, se encuentran en dificultades diversas al estar uno o varios de sus miembros en el paro.

Por ello, el centro sanitario de psicología clínica Canvis de Barcelona, ha creado un programa de tratamientos psicológicos subvencionados destinado a las personas en situación de desempleo que necesiten apoyo por parte de un psicólogo profesional pero atraviesan una situación de escasos recursos económicos que les impide el acceso a terapia para tratar los diferentes estados emocionales y/o sociales que atraviesan.

El apoyo psicológico a personas en situación de desempleo por parte de los psicólogos de Canvis tiene honorarios reducidos en diferentes modalidades de terapia para que, todas las personas que lo requieran y necesiten, puedan acceder a una atención psicológica profesional y de calidad que no podrían asumir económicamente en su situación actual.

Según las estadísticas, los desempleados van al médico un 10% más que los trabajadores en activo. Aproximadamente un 26% de desempleados sufre alguna crisis de ansiedad, frente al 14% de trabajadores. Las personas en paro suelen padecer entre otros trastornos psicológicos: insomnio, ansiedad, depresión, irritabilidad, baja autoestima, problemas familiares, problemas de pareja y exclusión social.

Si estás en paro y necesitas atención psicológica pero crees que tu situación económica no te lo permite, contacta con nosotros y evaluaremos tu situación económica y personal concreta. En Canvis queremos ayudar a todas las personas a recuperar su calidad de vida y bienestar mental con independencia de su nivel social y/o económico.

El equipo de Canvis, quiere facilitar a todas aquellas personas en situación de desempleo que deseen o necesiten iniciar un proceso terapéutico con nuestros psicólogos con parte de su coste subvencionado por nuestro centro sanitario de psicología clínica de Barcelona.

Para acceder a una subvención en el coste de las diferentes modalidades de terapia por parte de un psicólogo para los diferentes trastornos incluidos en el programa subvencionado por el centro de psicología Canvis de Barcelona es necesario acreditar estar en situación de desempleo en el momento de inicio del tratamiento mediante la presentación de la tarjeta de demanda de empleo con fecha actualizada facilitada por la Oficina de Empleo correspondiente: SOC, Servicio de Ocupación de Catalunya.

Los psicólogos de Canvis, no sólo queremos ayudar a las personas en situación de desempleo sino también a sus familias. Por ello, los familiares directos de las personas en paro (hijos/as y cónyuges) también estarán beneficiados de subvenciones en los tratamientos psicológicos incluidos en este programa.

En el programa de subvenciones en terapias y tratamientos psicológicos a desempleados y familiares directos del centro de psicología clínica Canvis de Barcelona están excluidos los siguientes trastornos:

  • TMS – trastorno mental severo
  • TLP – trastorno límite de la personalidad
  • Adicciones

Según diferentes estudios e investigaciones, existen una serie de fases y factores comunes en relación a los efectos psicológicos que pueden sufrir las personas en situación de desempleo y sus familias.

Las personas en situación de desempleo pierden los beneficios manifiestos asociados al ingreso económico que supone estar trabajando, pero también pierden los beneficios latentes asociados al puesto laboral como la estructuración del tiempo, el contacto social, las metas comunes y la actividad diaria.

El trabajo, además de aportarnos estabilidad económica, también es una parte fundamental en nuestro bienestar y equilibrio psicológico y/o social. Por ello, cuando pasamos por una situación de desempleo, se producen una serie de cambios no sólo económicos sino emocionales y sociales en la vida de las personas en paro al perder los beneficios latentes asociados al trabajador en activo.

Generalmente, la primera reacción ante el desempleo suele ser la perplejidad, escepticismo y miedo. Una situación de shock en la que están presentes sentimientos de desorientación, confusión y fracaso e incapacidad para hacer planes de futuro.

Estar desempleado puede provocar sentimiento de incapacidad personal, vergüenza, rabia, y culpa. Las personas en paro suelen incrementar los comentarios críticos hacia sí mismas y el auto reproche, generando de este modo estrés y pérdida de autoestima.

La persona en paro puede comenzar un proceso de aislamient