Terapia para grupos en Barcelona. Psicólogos especializados en psicoterapia grupal

¿Qué es la terapia para grupos?

A lo largo de nuestra vida nos encontramos con momentos de alegría, de proyectos realizados, de sueños compartidos, pero también con frustraciones y proyectos abortados. Cuando aparecen acontecimientos inesperados o dolorosos, el equilibrio emocional se puede ver afectado.

Cuando esto sucede, la persona puede sufrir un cambio importante que afecta a la estabilidad interna y a la relación con los otros. Puede sufrir la pérdida de confianza en sí misma y en sus propios recursos hasta ese momento desplegados.

Recuperar la estabilidad emocional supone un largo camino de trabajo psicológico con la ayuda de un profesional que le ayude y facilite restaurar de nuevo la confianza en si mismo y en todos los que le rodean: pareja, hijos, amigos, colegas.

La terapia grupal es una herramienta terapéutica ampliamente utilizada en psicología y psiquiatría por su eficacia empíricamente comprobada. A través de este tipo de terapia, se pueden abordar diferentes problemas y trastornos en el contexto de un grupo formado por diversas personas en igualdad de condiciones y un terapeuta que modera las intervenciones.

Este tipo de terapia se centra en las interacciones entre los miembros del grupo, generando un espacio para compartir los problemas de cada uno y encontrarles una solución entre todos, con el objetivo de que sea el grupo quien potencie el cambio deseado. Al tratarse de una intervención terapéutica compartida con otras personas, se trabajan las habilidades sociales a la vez que se estimula el crecimiento personal y se obtienen herramientas para afrontar los conflictos.

La terapia grupal implica compartir una experiencia con otras personas y con un terapeuta, lo que facilita la expresión de emociones que, a nivel individual, a veces resultan más difíciles de trabajar.

En general, la terapia de grupo está indicada para:

  • Personas con dificultades para relacionarse: timidez, inhibición, baja autoestima
  • Personas que sufran o hayan sufrido alguna enfermedad que represente una fisura en su vida con pérdida de calidad de vida
  • Personas que hayan sufrido experiencias dolorosas en la infancia, adolescencia o madurez

La terapia para grupos de adultos es una experiencia que favorece y facilita emergentes emocionales que a nivel individual a veces son más lentos o difíciles de trabajar.

La cooperación en el trabajo terapéutico grupal es un factor relevante y fundamental porque todos vivimos en grupo (familias, amigos, compañeros de trabajo…) por lo que todo lo que se trabaja y produce en el grupo revierte en estos otros ámbitos.

El disponer de un espacio de reflexión y elaboración facilita realizar un proceso de crecimiento y transformación del proceso vital. Seguir creciendo implica rescatar proyectos, intereses e ilusiones y así obtener una armonía que ayude a convivir con sueños no realizados y con heridas o pérdidas sufridas.

Implica cuidar nuestra mente y nuestra salud emocional, elementos imprescindibles para poder cuidar mejor a todos los que nos rodean: familia, amigos, colegas. Pero sobre todo, la experiencia grupal supone en definitiva conectar con la parte vital, luchadora y esperanzada de cada uno.

El primer paso es realizar una evaluación de la problemática, los recursos y las posibilidades con que cuenta la persona que acude a terapia.

Tras realizar un diagnóstico de la situación presentada, el psicólogo valorará y orientará al paciente sobre la idoneidad del tipo de trabajo que se puede realizar, sea a nivel individual o grupal.

En caso de considerar que la terapia grupal podría ser beneficiosa, nuestros psicólogos, ofrecerán la información necesaria para que el paciente decida si está de acuerdo con iniciar un proceso terapéutico en grupo.

En el centro de psicología Canvis de Barcelona tenemos en cuenta las dificultades que a veces aparecen en la vida cotidiana: tiempo, problemas económicos, compaginar la vida profesional y familiar, etc.

Es por ello que ofrecemos un espacio semanal o quincenal que facilite el compromiso de los integrantes del grupo para que la asistencia al tratamiento no se convierta en un esfuerzo a veces difícil o imposible de mantener.

Como psicólogos profesionales con amplia experiencia pública y privada nos parece no solo importante, sino también imprescindible la asistencia a las sesiones. La aportación y colaboración de todas las personas es insustituible e irrecuperable en