Tratamientos psicológicos subvencionados para estudiantes universitarios y opositores

En el centro de psicología Canvis de Barcelona, sabemos que mudarse a otra ciudad dónde no se conoce a nadie para entrar en la universidad o estudiar una oposición puede requerir un gran esfuerzo intelectual y emocional.

Ofrecemos apoyo psicológico a estudiantes y opositores para aquellos momentos en los que puedan estar sintiendo desmotivación, ansiedad, nerviosismo o cualquier otro malestar que pueden estar interfiriendo con sus estudios.

Un estudio realizado en el Reino Unido ha demostrado que durante los primeros años de universidad los estudiantes presentan cambios emocionales que ponen en duda la continuidad de sus estudios.

Se presentan muchos casos generalmente relacionados con las largas jornadas de estudio, relaciones amistosas, exámenes, fiestas, y nostalgia por estar lejos de casa. Estos problemas se manifiestan con ansiedad, estrés, depresión y desórdenes alimentarios entre otros trastornos.

Por ello, el centro sanitario de psicología clínica Canvis de Barcelona, ha creado un programa de tratamientos psicológicos subvencionados destinado a estudiantes que necesiten apoyo por parte de un psicólogo profesional pero atraviesan una situación de escasos recursos económicos que les impide el acceso a terapia para tratar los diferentes estados emocionales que atraviesan.

El apoyo psicológico a estudiantes por parte de los psicólogos de Canvis tiene honorarios reducidos en diferentes modalidades de terapia para que, todas las personas que lo requieran y necesiten, puedan acceder a una atención psicológica profesional y de calidad que no podrían asumir económicamente en su situación actual.

Es importante que acudas al psicólogo cuando sientas que necesitas ayuda para superar posibles obstáculos que impidan tu proceso normal de aprendizaje o simplemente cuando creas que “algo va mal” y no sepas cómo resolverlo.

Los estudiantes pueden beneficiarse del apoyo psicológico en diversas situaciones, como por ejemplo: en las que el miedo a hablar en público te dificulta la participación normal en clase, si sientes una excesiva ansiedad en situaciones de examen o presentaciones, si te cuesta concentrarte o tienes dificultades de atención, si tiendes a la procrastinación y dejas siempre tus tareas hasta el último momento, si te cuesta comunicarte con tus compañeros, etc.

Existen otro tipo de situaciones más complejas que puedan estar afectando a una esfera más personal de tu vida, como por ejemplo, situaciones de ansiedad generalizada, depresión, momentos de duelo, ataques de pánico, conflictos internos, etc. En estos casos es indispensable que realices terapia psicológica para poder continuar con tus estudios.

Para acceder a una subvención en el coste de las diferentes modalidades de terapia por parte de un psicólogo para los diferentes trastornos incluidos en el programa subvencionado por el centro de psicología Canvis de Barcelona es necesario acreditar estar opositando o estudiando en alguna de las universidades de Barcelona en el momento de inicio del tratamiento mediante la presentación de la tarjeta de estudiante o documento relacionado y acreditativo.

En el programa de subvenciones en terapias y tratamientos psicológicos a estudiantes y opositores del centro de psicología clínica Canvis de Barcelona están excluidos los siguientes trastornos:

  • TMS – trastorno mental severo
  • TLP – trastorno límite de la personalidad
  • Adicciones

El acceso a la universidad supone para el estudiante un momento de gran satisfacción y orgullo al alcanzar una meta. Inevitablemente lleva un sentido de pérdida y al mismo tiempo de nuevas oportunidades.

La universidad es una época emocionante, pero también puede ser muy difícil. Como estudiante universitario, es posible que sea la primera vez que hayas tenido que dejar tu casa, aprender a vivir de forma independiente, asistir a clases difíciles, conocer a personas nuevas y dormir muchas horas menos. Las adversidades pequeñas o grandes pueden parecer como el fin del mundo si no se gestionan adecuadamente.

El impacto emocional que puede tener para un estudiante universitario darse cuenta de que lo que decidió estudiar no es lo que esperaba puede ser enorme y esto puede llevarlo, en el mejor de los casos, a cambiar de carrera y, en el peor, a aplazar sus estudios definitivamente.

En las primeras seis semanas de vida universitaria se producen grandes cambios para el estudiante, debido a que se ve obligado a pasar de un ambiente conocido y relativamente seguro a un mundo más individualista y desconocido, en el cual debe valerse por sí mismo.

También constituye el inicio de un periodo crítico de adaptación que plantea diversos retos al romper la unión familiar y social conocida y pasar a convivir con compañeros de diversos marcos socioeconómicos y culturales.

Las demandas académicas, los horarios y especialmente los exámenes, actúan como estresores que pueden desencadenar estados de estrés, ansiedad, alteraciones del sueño, la alimentación y del humor.

La tristeza aparece, en algunos momentos, para recordarnos que nuestra familia o am