Tratamientos psicológicos subvencionados para viudos y viudas

La viudez es un acontecimiento social complejo, trágico y generalmente inesperado a cualquier edad pero que tiene efectos traumáticos especialmente en las personas mayores para las cuales se acentúan la sensación de soledad, la carencia afectiva, la precariedad económica y de vulnerabilidad social tras la pérdida del cónyuge.

En la actualidad los viudos y viudas son más propensos a la depresión debido a la soledad que experimentan debido al debilitamiento de la solidaridad intergeneracional de la red familiar en la sociedad actual

La viudedad es uno de los acontecimientos vitales más dramáticos y dolorosos para las personas cuya relación de pareja ha sido sana y fuerte, que han compartido sus vidas y aficiones de manera activa y continuada, con una diáfana división de roles de género y un alto nivel de implicación entre ambos.

Los psicólogos de Canvis no somos ajenos a la realidad económica que sufren las personas viudas debido a la precariedad económica de las pensiones de viudedad. Sabemos lo difícil que resulta habituarse a una nueva realidad en la que, se encuentran ante dificultades diversas al producirse el cambio brusco en su entorno personal, emocional y de nivel de vida.

Por ello, el centro sanitario de psicología clínica Canvis de Barcelona, ha creado un programa de tratamientos psicológicos subvencionados destinado a las personas viudas que necesiten apoyo con los aspectos psicológicos vinculados a la viudedad por parte de un psicólogo profesional pero atraviesan una situación de escasos recursos económicos que les impide el acceso a terapia para tratar los diferentes estados emocionales que atraviesan.

El apoyo psicológico a viudos y viudas por parte de los psicólogos de Canvis tiene honorarios reducidos en diferentes modalidades de terapia para que, todas las personas que lo requieran y necesiten, puedan acceder a una atención psicológica profesional y de calidad que no podrían asumir económicamente en su situación actual.

Para acceder a una subvención en el coste de las diferentes modalidades de terapia y trastornos incluidos en el programa subvencionado por el centro de psicología Canvis de Barcelona es necesario acreditar el estado de viudedad en el momento de inicio del tratamiento.

En Canvis, no sólo queremos ayudar a las personas viudas sino también a sus familias. Por ello, los familiares directos de los viudos también estarán beneficiados de subvenciones en los tratamientos psicológicos incluidos en este programa.

En el programa de subvenciones en terapias y tratamientos psicológicos a viudos y viudas así como a sus descendientes directos del centro de psicología clínica Canvis de Barcelona están excluidos los siguientes trastornos:

  • TMS – trastorno mental severo
  • TLP – trastorno límite de la personalidad
  • Adicciones

La muerte del cónyuge puede repercutir negativamente en la salud del otro miembro de la pareja ya que ante esta nueva situación de viudez se genera estrés, dolor traumático, baja autoestima y ansiedad. Esta nueva situación puede suponer una privación de apoyo social, emocional y/o económico.

La sensación de vacío es indescriptible, y el proceso de duelo conlleva su tiempo, pues la persona ha de adaptarse a la nueva situación, reestructurar sus rutinas, y volver a darle un sentido a sus días.

Normalmente el duelo se relaciona inequívocamente con la aparición de problemas de salud. En los casos de viudedad, se multiplica por cuatro el riesgo de depresión. Durante el primer año casi la mitad de viudos/as presentan ansiedad generalizada o crisis de angustia. Aumenta el abuso de alcohol y fármacos. La mitad de las viudas utilizan algún psicofármaco en los 18 primeros meses de duelo. Hasta uno de cada tres dolientes pueden llegar a desarrollar un duelo patológico.

Es de vital importancia, que el viudo o viuda logre aceptar y elaborar el proceso de duelo para poder recuperar poco a poco su bienestar psíquico.

La viudedad y su repercusión sobre la salud suelen generar un cambio importante y frecuentemente trascendental en las relaciones sociales de las personas afectadas, haciéndolas más vulnerables a la soledad y a padecer sus efectos negativos.

El fallecimiento de la pareja genera un vacío emocional profundo en el viudo/a, muy difícil de rellenar, se dejan atrás años de matrimonios duraderos y se encuentran con la soledad tanto interna como residencial lo que genera en muchos casos trastornos depresivos.

La viudedad supone uno de los cambios más importantes que experimentan las personas emparejadas en sus biografías familiares. El paso del emparejamiento a la viudedad constituye una reestructuración de la posición que ocupa la persona en su contexto social y familiar más cercano, reartículandose las relaciones económicas, familiares, y de amistad que configuran su vida cotidiana.

A las mujeres les afecta más la muerte ya que son generalmente las responsables de encarar su propia muerte, de los familiares próximos y amigos cercanos al ser ellas quienes acompañan y cuidan de sus allegados durante la enfermedad, la vejez, la discapacidad y la muerte. Socialmente, también son ellas las encargadas de las actividades relacionadas con los procesos de duelo post-mortem: entierro, honras fúnebres, recuerdo y memoria de los fallecidos.

Sin embargo, el comportamiento de las pers