Medias naranjas, medias verdades

  • Encontrar a tu media naranja

Medias naranjas, medias verdades

Cuando preguntamos a la gente qué es el amor, muchos de ellos dicen que es un sentimiento difícil de definir con palabras, pero que viene a ser “encontrar tu media naranja”. Aunque pueda haber mucha buena fe en ello, esto no implica que esta sencilla frase tenga mucha implicación que nos puede dañar sin darnos cuenta:

Si analizamos la frase con detalle, nos daremos cuenta de la gran implicación que tiene.  “Media naranja”: esto implica que nosotros somos otra media, que nosotros somos medio, que no estamos completos. En otras palabras, esto implica que nosotros, por nosotros mismos, solamente podemos aspirar a ser la mitad de lo que podemos necesitar para sentirnos enteros, autosuficientes. Aunque pueda parecer exagerado, me gustaría remarcar el impacto que realmente esto tiene en nuestro día a día. Para poner solamente algunos ejemplos: los finales de las películas americanas siempre terminan con el actor (o actriz) principal formando una pareja feliz y sintiéndose entonces realizado (y qué decir de las comedias románticas); los anuncios de casas o material del hogar están representados por una pareja (con o sin hijos); la pregunta que nos hacen familiares y amigos a los que hace tiempo que no vemos acostumbra a ser “¿tienes pareja?” mostrando alegría cuando la respuesta es afirmativa y mostrando tristeza/preocupación cuando ésta es negativa. Este concepto de la “media naranja” nos hace normalizar la necesidad de buscar y encontrar pareja como modo de sentirnos llenos como personas. Sobra decir las implicaciones negativas que esto tiene cuando no la encontramos y tenemos este concepto en mente: sentimiento de inferioridad, baja autoestima, percepción de no ser suficientemente válido, no sentirse lleno…  Cuando en el fondo las personas valemos por quienes somos, no por si tenemos o no una pareja al lado: parejas, amigos y familiares son como las guarniciones de los pasteles, pero la base, la esencia de uno, es uno mismo.

Por todo esto, la educación aún tiene mucho camino por recorrer, y uno de los pasos debería ser enseñar a las personas a valerse por ellos mismos y a llenarse ellos mismos, sin necesidad de tener a alguien al lado como condición sine qua non para llenarte.

Para contribuir a esto, desde Canvis ayudamos a las personas en su proceso de sentirse válidos por ellos mismos.

Y vosotros, ¿conocéis a alguien que necesite a esta “media naranja”?

Aleix Comas

2017-03-28T13:35:54+00:00viernes, 29 abril 2016|Psicología|Sin comentarios

Deje su comentario