¿Por qué nos ponemos tristes cuando vemos a alguien llorar?

¿Por qué nos ponemos tristes cuando vemos a alguien llorar?

Porque nuestro cerebro funciona como un espejo gracias a la neuronas denominadas neuronas espejo.


Es una clase de neuronas que se activan cuando realizamos una acción o cuando observamos cierta acción en otra persona. Las neuronas del individuo imitan como “reflejando” la acción de otro: así, el observador está realizando él mismo la acción del observado, de allí su nombre de “espejo”. Las neuronas se han descubierto en primer lugar en primates, luego se encontraron también en los humanos. En el ser humano se las encuentra en el área de Broca y en la corteza parietal.

 

Imitación neonatal en macacos

 

Gracias a las neuronas espejo somos capaces de reconocer las emociones e  intenciones en los demás. Desempeñan entonces una función importante dentro de  las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía. De aquí  que algunos científicos consideren que la neurona espejo es uno de los más  importantes descubrimientos de las neurociencias en la última década.

 

¿Qué es la empatía?


La empatía es la habilidad de entender los sentimientos de otra persona en cierto contexto que se desarrolla a través de la escucha activa (sin juzgar ni dar consejos). Empatía no significa lo mismo que estar de acuerdo con los sentimientos de otra persona y sentir lo mismo. Es la base muy importante de la psicoterapia, por lo cual sin las neuronas espejo, la psicoterapia sería imposible.

Las teorías antropológicas y en base a ellas, las psicoterapias relacionales, mantienen que el desarrollo de nuestra civilización ha sido posible gracias a las neuronas espejo.

Entender las emociones e intenciones de los demás muchas veces es infravalorado en nuestra cultura occidental.

 

Aleksandra Misiolek

 

2017-01-29T08:21:27+00:00lunes, 20 octubre 2014|Psicología|Sin comentarios

Deje su comentario